La modernización de un horno supera las expectativas

Published

La modernización de los hornos de fusión puede amortizarse rápidamente. La fundición y fábrica de piezas de automóvil «Vesak brook», en la región de Bohemia del Sur, ha podido comprobar recientemente dicha rapidez. Junto con StrikoWestofen, la empresa ha llevado a cabo un proceso exhaustivo de modernización para dotar a su horno fusor StrikoMelter de 1998 de tecnología de vanguardia. Los resultados han superado todas las expectativas: por ejemplo, el consumo energético se ha reducido en un 20% y el rendimiento de fusión se ha incrementado en un 40%. La inversión se ha amortizado en el primer año.

Incluso tras 17 años de uso, la fundición Česká zbrojovka en Strakonice, República Checa, seguía teniendo a un aliado fiable en su StrikoMelter. La empresa decidió, por lo tanto, que podía modernizar la máquina en lugar de sustituirla. Para ello, Česká zbrojovka recurrió al saber hacer del experto en hornos StrikoWestofen. El principal objetivo del proyecto era incrementar la productividad y la eficiencia energética con el fin de reducir los costos operativos. 

El eje central de la actualización giró en torno al corazón del horno: el revestimiento interior. Dependiendo de las necesidades operativas y del desgaste, la reinstalación del revestimiento es una maniobra inevitable durante la vida de un sistema de horno. La conducción del caudal y, por lo tanto, la estructura del revestimiento, son decisivos para la eficiencia energética de cualquier horno fusor. Esta es la razón por la cual StrikoWestofen presta especial atención a la geometría de los revestimientos y a los materiales empleados. Para la reinstalación del revestimiento en Česká zbrojovka se aplicaron los últimos avances tecnológicos con el fin de permitir un ahorro energético considerable e incrementar al mismo tiempo el rendimiento de fusión. El nuevo revestimiento se amortizó en muy poco tiempo.

Salvando la situación: alquiler personalizado de equipos de fusión

Para garantizar que los clientes no sufren periodos de inactividad prolongada durante la ejecución de los proyectos de modernización, StrikoWestofen ofrece un servicio especial: en función de los requisitos, los clientes pueden alquilar equipos de fusión con los que salvar la situación. En el caso de Česká zbrojovka, esto no fue necesario, ya que los tiempos inactivos necesarios para los trabajos de modernización ya se habían planificado con antelación. 

Como parte de la modernización, se incorporó en la antigua StrikoMelter un medidor láser del nivel de la cuba. Este medidor permite optimizar los ciclos de carga, ya que garantiza que el nivel de llenado de la cuba es siempre el adecuado. De este modo, el principio de recuperación del calor interior del ETAMax maximiza su eficiencia: con el uso inteligente del calor residual de la cuba de fundición, el consumo de combustible y la pérdida de metal se reducen considerablemente respecto a otras tecnologías del mercado. 

Los expertos de StrikoWestofen también instalaron una nueva unidad de carga. Además de aumentar la fiabilidad de las operaciones, esta contribuye notablemente a la eficiencia y el rendimiento generales del sistema. 

Solo 52 m3 de gas natural por tonelada de aluminio

El objetivo de reducción de energía para el proyecto de modernización era bajar el consumo del horno a 670 kWh/t. El resultado real ha superado con creces este objetivo, ya que la modernización ha permitido alcanzar un consumo energético de solo 520 kWh/t, es decir, unos 52 m3 de gas natural por tonelada de aluminio fundido. 

A pesar de esta reducción de la energía consumida, fue posible aumentar el rendimiento de fusión del horno en un 40%: desde una tonelada por hora hasta aproximadamente 1,4 toneladas. 

«¡No creíamos que esto fuera posible! Y, gracias a la impecable gestión del proyecto, apenas tuvimos tiempos inactivos y pudimos restablecer el funcionamiento del horno en un plazo muy breve», comenta Petr Havelec, director de la sección de metalurgia de Česká zbrojovka. 

El horno modernizado es ahora capaz de igualar el rendimiento de una instalación nueva. Gracias al éxito del proyecto, Česká zbrojovka se está planteando ahora una modernización semejante en su segundo StrikoMelter. 

Holger Stephan, director del departamento de Servicios y Piezas de Repuesto de StrikoWestofen, afirma: «Nos alegra comprobar cómo cada día más fundiciones de aluminio se percatan de que invertir en sus sistemas actuales, probados y fiables, puede ser muy rentable. Si estas tareas se llevan a cabo cooperando con nosotros como OEM, a menudo podemos incorporar en las máquinas nuestros desarrollos más recientes. Con ello se pueden lograr unos aumentos de rendimiento y eficiencia considerables. Cada vez que finalizamos un proyecto, detectamos un aumento de consultas sobre modernización de equipos. Así que está claro que los resultados hablan por sí solos».