En paz con la energía

Las tecnologías de StrikoWestofen establecen los estándares medioambientales para el mercado chino

Para mejorar la protección medioambiental y la seguridad en el trabajo: el gobierno de China ha iniciado varias medidas diseñadas a frenar la alta contaminación del aire en China. Muchas fundiciones se ven afectadas por las nuevas regulaciones, pero no los clientes de StrikoWestofen Asia (Taicang). Esto se debe a que los hornos de fusión y dosificación fabricados por StrikoWestofen están muy por debajo incluso de los nuevos límites máximos permitidos para el consumo de energía y las emisiones de polvo. Los materiales de alta calidad, el control de procesos y los aislamientos optimizados garantizan que las pérdidas sean mínimas. Los sistemas Westomat y StrikoMelter constituyen una propuesta convincente por su eficiencia energética, su baja pérdida de metal y su destacada rentabilidad. Como explica Rainer Erdmann, director general de of StrikoWestofen Asia: “No solo los clientes y los empleados se benefician de nuestros sistemas de hornos altamente eficaces; también el clima local”.

Durante muchos años, la presión sobre el medioambiente ha ido en aumento, en paralelo al rápido crecimiento económico en China. No es de extrañar que la República Popular China tenga los índices de emisiones de CO2 más altos del mundo. Ahora, el primer ministro Li Keqiang ha empezado a tomar medidas para reducir la contaminación medioambiental mediante la introducción de una serie de programas destinados a mantener controlada la polución del aire en el país. Las industrias que hacen un uso intensivo de la energía, como las fundiciones de aluminio, en el punto de mira de estas medidas, deben someterse a las investigaciones del gobierno. Uno de los objetivos del gobierno es cerrar todas las fundiciones que no cumplan las nuevas leyes de protección medioambiental y seguridad laboral. Este es uno de los motivos por los que está aumentando la demanda de la tecnología de StrikoWestofen. Los StrikoMelter instalados en China desde 2009 ahorran a la economía china el equivalente a pérdidas de metal de 19 700 toneladas de aluminio al año. El consumo de energía ha bajado en 30 400 000 m3 de gas natural, lo que significa una reducción de las emisiones de dióxido de carbono de aproximadamente 60 800 toneladas de CO2 al año en comparación con la tecnología que era habitual en el mercado hasta ahora. Es el equivalente a las emisiones de CO2 de aproximadamente 38 000 vehículos de pasajeros. Y la fundición también ahorra dinero: con un rendimiento de fusión medio de 9000 toneladas por año y sistema de fundición, se ahorran 2 170 000 ¥ anuales en pérdidas de metal y 796 000 ¥ en gas natural con respecto a la tecnología convencional. Dicho de otro modo, la inversión en un nuevo StrikoMelter se amortiza por sí solo en el primer año.

 

Reducción energéticamente eficiente de las emisiones

Las fundiciones que utilizan hornos fusores y dosificadores de StrikoWestofen ofrecen condiciones óptimas a este respecto. Se benefician de sistemas con un bajo consumo energético e índices de emisiones extremadamente bajos. “Con nuestros hornos StrikoMelter y Westomat, ofrecemos tecnologías avanzadas que contribuyen significativamente al funcionamiento de los sistemas de fundición con bajo consumo y optimización de costos”, explica Rainer Erdmann, director general de StrikoWestofen Asia. Las emisiones de CO2 se redujeron al mismo paso que el consumo de energía. “Los valores correspondientes de todos nuestros hornos se encuentran muy por debajo de los estrictos límites de consumo de energía máximos”, explica Erdman. Los materiales ignífugos, como el titanato de aluminio de alta resistencia, los aislamientos optimizados y la tecnología de procesos avanzada desarrollada por ingenieros alemanes garantizan procedimientos operativos económicos y ecológicos: con 525 kilovatios hora para producir una tonelada de metal listo para ser servido, por ejemplo, “StrikoMelter PurEfficiency” demuestra su elevada eficiencia energética. A veces, se ha medido un consumo energético de tan solo 489 kWh/t para los hornos de esta serie. Además, su longevidad y su alta capacidad de fusión lo convierten en una opción extremadamente económica. Los hornos dosificadores Westomat solo requieren dos terceras partes de la energía consumida por los sistemas de cuchara convencionales. Además, los ciclos de dosificación constantes y la calidad de fusión uniforme permiten un funcionamiento altamente eficiente con tasas de residuos mínimas.

Los requisitos también se están endureciendo en términos de emisiones de polvo. Así, el límite de emisiones de polvo se redujo de 50 ppm a 20 ppm en muchas provincias, un límite fácil de cumplir para los equipos StrikoMelter, incluso sin sistema de filtro. Por ejemplo, las mediciones realizadas recientemente en un horno StrikoMelter MH II-T 6000/4000 en la provincia de Jiangsu demostraron valores de emisiones de polvo incluso por debajo de los límites de las instrucciones técnicas alemanas sobre control de la calidad del aire (TA Luft), pese a procesar un 50 por ciento de material reciclado. Además de la elevada tasa de contaminación, también es un problema la falta de normas de seguridad en muchas fundiciones de aluminio chinas. En este sentido, las fundiciones que emplean tecnologías de StrikoWestofen son seguras: “El sistema de horno cerrado y los sencillos procesos de configuración y funcionamiento mediante el control ProDos 3 permiten que nuestros hornos Westomat sean especialmente seguros e intuitivos”, destaca Erdmann.

 

Minimización de la pérdida de metal

La asociación china de empresas de fundición FICMES estima que se espera que alrededor de 10 000 empresas de fundición inspeccionadas por el gobierno en relación con el cumplimiento de las especificaciones medioambientales recibirán sanciones. Algunas funciones, entre ellas las de aluminio, incluso han sido amenazadas con el cierre. Esto aumenta la demanda en el mercado de tecnología de procesos avanzada. Sin embargo, no es solo la política medioambiental china la razón por la cual los operadores de fundición deben cambiar su forma de pensar; también lo son las excesivas pérdidas de metal generadas por sistemas obsoletos. StrikoMelter ofrece un rendimiento de metal casi total, de hasta el 99,7 por ciento. Por otro lado, los hornos Westomat solo permiten pérdidas de metal bajas, del 0,06 por ciento, lo que representa una reducción de aproximadamente el 80 por ciento en comparación con los sistemas de cuchara. “Ambas mediciones se basan en condiciones reales en la fundición y ningún competidor ha podido igualarlas todavía”, resalta Erdmann. Así mismo, la pérdida de metal marginal y el bajo consumo energético reducen los gastos operativos, lo que hace que los sistemas StrikoMelter y Westomat sean muy interesantes en términos de ecología y economía. Al mismo tiempo, el uso de hornos fusores y dosificadores energéticamente eficientes mejora de forma sostenible los balances de CO2 de las fundiciones de aluminio y contribuye notablemente a la protección medioambiental. Estos fueron algunos de los principales factores que impulsaron a StrikoWestofen a convertirse en el líder del mercado en Asia.

Puede solicitar más información sobre los sistemas de StrikoWestofen, así como presupuestos, por correo electrónico (info@strikowestofen.com) o por teléfono (+49(0) 2261-70910).