Más allá del objetivo

Published

Rápida amortización del costo de modernización de los hornos fusores existentes: la empresa de fundición y procesamiento de piezas de automóviles "Česká zbrojovka", en la Región de Bohemia Meridional, ha sido testigo reciente de ello. En colaboración con StrikoWestofen, el experto en hornos fusores y dosificadores, así como unidades de tratamiento térmico, con sede en Gummersbach, Alemania, la conocida empresa llevó a cabo un completo proyecto de modernización. Así, un horno de fusión torre StrikoMelter de 1998 se ha puesto a la altura de la más moderna tecnología. Los resultados en términos de consumo energético (-20 %) y capacidad de fusión (+40 %) superan las expectativas con diferencia. La inversión se amortiza en el primer año.

Incluso después de 17 años de uso, la fundición Česká zbrojovka de Strakonice, en la República Checa, consideró que su horno StrikoMelter seguía siendo un compañero fiable. Por lo tanto, la decisión fue modernizarlo en lugar de sustituirlo. A tal fin, la compañía confió en la experiencia de StrikoWestofen. El propósito fundamental del proyecto era aumentar la productividad y la eficiencia energética para reducir los principales costos. 

El centro de interés en este caso estaba en el núcleo del horno, el revestimiento: en función de las exigencias de funcionamiento y el desgaste, la renovación del revestimiento es inevitable en el ciclo de vida del sistema. La conducción del flujo y la estructura del revestimiento son cruciales para la eficiencia energética de cualquier horno fusor. Por este motivo, StrikoWestofen se centra especialmente en la geometría del revestimiento y los materiales empleados. En la renovación del revestimiento en Česká zbrojovka se aplicaron también los últimos conocimientos técnicos, lo que permitió conseguir un ahorro energético significativo al tiempo que un mayor rendimiento de fusión. Con lo cual, la renovación del revestimiento se amortizó en un período corto de tiempo. 

Alquiler de recursos de fusión a la medida

Para garantizar que los clientes no experimentan períodos de inactividad durante la modernización, StrikoWestofen ofrece un servicio especial: en función de los requisitos, es posible alquilar recursos de fusión. Sin embargo, como el período de inactividad se planificó por adelantado, esto no fue necesario en el caso de Česká zbrojovka. Durante el proceso de modernización, la empresa también decidió reequipar un láser de nivel de llenado de cuba. Esto permite optimizar los ciclos de carga de manera que la cuba tenga un nivel de llenado óptimo en todo momento. De esta forma, el principio ETAMax de recuperación de calor integrada puede revelar todo su efecto. A través de la utilización inteligente del calor residual en la cuba de fusión, el consumo de combustible y la pérdida de metal son considerablemente inferiores con respecto a los de las tecnologías equivalentes disponibles en el mercado. Al mismo tiempo, los expertos de StrikoWestofen instalaron una nueva unidad de carga. Además de aumentar la fiabilidad operativa, esto también contribuye de manera considerable a la eficacia y rendimiento del sistema. 

Solo 52 m3 de gas natural por tonelada de aluminio

El objetivo era que con la actualización se redujese el consumo de energía a 670 kWh/t. En cambio, el resultado real superó las expectativas: después de la modernización, se midió un consumo energético de solo 520 KWh/t, es decir, tan solo aprox. 52 m3 de gas natural por tonelada de aluminio líquido. También se consiguió aumentar el rendimiento de fusión un 40 % (de una tonelada por hora a aproximadamente 1,4 toneladas). “No pensamos que sería posible. También, gracias a la correcta gestión, casi no tuvimos períodos de inactividad y pudimos poner el horno de nuevo en funcionamiento en poco tiempo”, comenta Petr Havelec, el director de la división metalúrgica de Česká zbrojovka. Ahora, el horno modernizado puede alcanzar el nivel de rendimiento de una instalación nueva comparable. 

El entusiasmo no se quedó ahí y StrikoWestofen está siendo consultado para adaptar el segundo horno StrikoMelter conforme a la última normativa. Esto es muy gratificante para Holger Stephan, director de la división de mantenimiento y piezas de repuesto de StrikoWestofen: “Estamos contentos de comprobar que un número cada vez mayor de fundiciones se dan cuenta de que vale la pena invertir en sus actuales sistemas ya probados. Si lo hacen con nuestra cooperación como OEM, a menudo también podemos reequipar nuestras novedades más recientes. En ese caso, las mejoras en rendimiento y eficiencia son enormes. El número creciente de consultas que nos llegan tras la finalización de proyectos de modernización individuales demuestra que se corre la voz”.