Sobresaliente en pruebas: la validación definitiva de Westomat en Lenaal

Published

Lenaal, el fabricante polaco de piezas para automóviles y componentes electrónicos, ha seleccionado a Westomat como el horno dosificador favorito tras un análisis comparativo del equipo en una situación real de funcionamiento. La fundición señaló la fiabilidad de la dosificación, la excelencia del servicio y el suministro rápido de repuestos como las razones principales por las que Westomat es el claro vencedor.

Nueve hornos dosificadores Westomat de StrikoWestofen afianzan las operaciones de fundición a presión de las instalaciones de fabricación de piezas industriales de zinc y aluminio de Lenaal en Radom, en el centro de Polonia.

Desde que se instaló el primer Westomat en esta planta de 6000 metros cuadrados en 2007, los ingenieros de Lenaal han sido fervientes defensores del equipo, que consideran fiable, eficiente y fácil de mantener.

Cuando la empresa decidió evaluar la forma de maximizar las futuras inversiones, Lenaal se encontró ante la oportunidad perfecta de medir los niveles actuales de eficiencia y analizar si sería mejor cambiar a una tecnología de dosificación basada en bomba. 

Se instaló un horno dosificador basado en bomba en la fundición con el objeto de realizar una evaluación real frente al Westomat. Finalizadas las evaluaciones, Lenaal concluyó que los resultados de Westomat eran excelentes y, por lo tanto, reforzaba su posición como el horno dosificador preferido por la empresa.

Después, Lenaal sustituyó el horno dosificador basado en bomba por otro Westomat de StrikoWestofen completamente nuevo para cubrir sus necesidades actuales y ayudar a materializar las ambiciones futuras. 

La fiabilidad en el punto de mira

Las máquinas de fundición a presión de Lenaal casi nunca paran. La planta se rige por un sistema de tres turnos para la fundición de piezas destinadas a las industrias de la automoción y la construcción, y cada máquina de fundición a presión tiene un rendimiento aproximado de 250 kilogramos por hora. 

Con operaciones en vivo, necesidades auténticas y pedidos de clientes reales, todas las tecnologías de dosificación se sometieron a las mismas condiciones y se enfrentaban a los mismos retos.

Los expertos de Lenaal clasificaron el equipo de dosificación en función de la estabilidad del sistema, la calidad de fusión y la fiabilidad del proceso. La calidad del metal era de especial importancia, ya que afecta directamente a la calidad del producto y la tasa de descarte. 

Theodoor van der Hoeven, director de Investigación y desarrollo en StrikoWestofen, comentó: "Cuando el aluminio líquido se encuentra con el aire, se forman óxidos, por lo que es importante no romper la capa protectora de óxido en la superficie del metal fundido durante la dosificación. Por lo tanto, por razones sistémicas, Westomat retira el metal fundido desde debajo de la superficie del baño".

“Por el contrario, en un sistema de bomba de dosificación, el metal líquido fluye por un margen hacia la bomba, quedando expuesto de nuevo a la atmósfera. Con Westomat no hace falta ningún proceso de transferencia hacia la bomba".

La observación de las operaciones en vivo en Lenaal demostró que el horno Westomat de StrikoWestofen era el claro vencedor en cuanto a fiabilidad de dosificación y calidad del metal.  

Una sola cámara con varias ventajas: calentamiento eficiente, limpieza sencilla y fácil mantenimiento 

La eficiencia de calentamiento era una medida crítica en el análisis de rendimiento de Lenaal. Las observaciones del proceso revelaron que los elementos de calentamiento del metal utilizados en los hornos con sistemas de bomba son susceptibles a daños por salpicaduras del metal fundido, mientras que las tres barras calefactoras SiC de los hornos dosificadores Westomat son extremadamente robustas.

La limpieza y el mantenimiento también son retos diarios en muchas fundiciones. 

En todos los frentes, la sencilla estructura de una cámara del Westomat lo pone en una posición ventajosa. Por diseño, el horno Westomat no tiene ninguna válvula de admisión de bomba que entre en contacto con el metal líquido. Además de reducir el desgaste de la máquina, no es necesario limpiar las otras cámaras ni recipientes de la bomba y todas las áreas son de fácil acceso. 

Comentarios de Theodoor: "Los mínimos requisitos de mantenimiento, el bajo nivel de desgaste y los componentes probados de Westomat ofrecen a las máquinas una tasa de disponibilidad del 98 %". 

"Si, además, se comparan los requisitos de limpieza de una bomba de dosificación y un tubo ascendente, el tiempo de inactividad de Westomat es considerablemente inferior, al ser alrededor del 0,043 %, frente al 0,7 % del sistema con bomba de dosificación".

El sistema de una cámara del Westomat también permite resolver virtualmente cualquier diferencia de temperatura, lo cual suponía una ventaja para Lenaal. En el otro lado, las diferencias de entre uno y diez grados que se pueden producir en un recipiente de bomba adicional. Estas variaciones de temperatura afectan a las características del flujo del metal fundido, lo cual repercute en la precisión de dosificación y el llenado del molde.

Tomasz Marcela, ingeniero de procesos de Lenaal, añadió: "Como parte de nuestros esfuerzos para probar, perfeccionar y optimizar nuestros procesos, probamos tecnologías con sistema de bomba, pero, para nosotros, Westomat es la mejor solución. La precisión de dosificación y las menores fluctuaciones en el arranque después de la limpieza completa del horno fueron convincentes. Estas propiedades permiten reducir también la tasa de descarte".  

Excelencia con el respaldo de la asistencia técnica

Al comparar los hornos de dosificación, a Lenaal no le interesaban solo la tecnología y el rendimiento, sino también los servicios de asistencia. En este aspecto, los paquetes de reparación y mantenimiento de StrikoWestofen, junto con el rápido suministro de piezas de repuesto, ofrecían una gran seguridad a Lenaal. 

Después de haber probado el Westomat frente a una tecnología de dosificación alternativa, ahora Lenaal, que ha confiado en StrikoWestofen durante muchos años y tiene dos hornos fusores StrikoMelter, tiene pruebas tangibles y circunstanciales de la calidad y el valor ilimitado que ofrece la tecnología de StrikoWestofen. 

Tomasz concluye: "Westomat no solo responde en cuanto a tecnología y fiabilidad, sino que los técnicos expertos de StrikoWestofen ofrecen un servicio tan eficiente que nos permite planificar nuestro mantenimiento y minimizar el tiempo de inactividad, lo que nos da plena libertad para centrarnos en suministrar piezas de calidad a nuestros clientes".

"Es una empresa que cumple sus promesas".