En una misión global: En la vida de un técnico de servicio de StrikoWestofen

Published

La técnica de servicio Anja Rögl-Brunner nos explica los retos a los que se enfrentan los clientes y lo que conlleva trabajar por distintas partes del mundo.

«Somos buenos en la medida en que lo sean nuestros servicios». Es la promesa de StrikoWestofen como colaborador de confianza, siempre dispuesto para sus clientes: 24 horas al día, durante el ciclo de vida completo de los productos. Anja Rögl-Brunner sabe bien lo que significa eso en la práctica. Como miembro del equipo de servicios de StrikoWestofen, debe estar disponible para los clientes de cualquier parte del mundo: desde la puesta en marcha y el mantenimiento de tecnologías para hornos de StrikoWestofen hasta la atención de emergencias en equipos.

En una breve entrevista, Anja nos cuenta su rol como embajadora de la marca, así como los cambios de tendencia en las fundiciones, que ahora velan más por la salud, la seguridad y la sostenibilidad.

Anja, llevas con StrikoWestofen desde febrero de 2017. ¿Cómo surgió esta relación?

Siempre me han interesado los temas técnicos. Cuando inicié mi carrera, comencé a especializarme en tecnologías de hornos. Y como quería estar en la vanguardia del sector y trabajar para el líder del mercado, StrikoWestofen me atrajo de inmediato. Esta marca representa lo más avanzado en tecnología de hornos para la industria global de fundición de metales ligeros. Quería trabajar junto a expertos técnicos que buscaran soluciones holísticas: desde la fusión y la dosificación hasta el tratamiento térmico.

¿Cuál es tu área de trabajo como técnica de servicios? ¿Qué haces exactamente?

Principalmente, me encargo de las puestas en marcha, mantenimientos e inspecciones de nuestros sistemas de hornos. También hago estimaciones de costos. Hace poco, analicé tres hornos dosificadores Westomat para un cliente de Austria con el propósito de descubrir formas potenciales de ahorro. Los hornos se habían equipado con piezas de otros fabricantes. Tras realizar los análisis y discutir los pormenores con el cliente y con nuestros colegas, decidimos renovar el material refractario y actualizar el sistema empleando piezas originales de StrikoWestofen. De este modo, el consumo energético de los hornos se redujo significativamente, al tiempo que se mejoraba la precisión de la dosificación. Este es un buen ejemplo de cómo podemos mostrar a los clientes que invertir en sus sistemas actuales puede merecer la pena.

La puesta en marcha puede planearse bien con antelación. En cambio, las averías en los equipos ocurren sin previo aviso. ¿Cómo te enfrentas a este problema?

Las fundiciones pueden contar con nosotros a cualquier hora. Nuestra línea de atención telefónica está disponible 24 horas al día los 7 días de la semana. Siempre que nos necesitan, estamos ahí. Como integrantes de Norican Group, ahora podemos acceder a una red de servicios global incluso mayor.

Sus sistemas están instalados por todo el mundo. ¿A qué lugares te ha llevado hasta ahora tu trabajo?

En los últimos meses, he prestado asistencia a clientes en Alemania, Austria, Italia, Hungría y Eslovaquia. También he estado en México y Turquía.

¡Eso es mucho viaje! ¿Qué supone para ti estar lejos tan a menudo por tu trabajo?

Me encanta viajar, así que descubrir lugares nuevos todo el tiempo me parece emocionante. Como técnico de servicio, conocemos en persona a nuestros clientes a través de nuestro trabajo en las plantas. Por lo tanto, también ejercemos de embajadores de la marca. Supone una responsabilidad, pero es cierto: para el personal de las fundiciones de nuestros clientes, nosotros ponemos un rostro al nombre de StrikoWestofen.

Has visto el interior de muchas fundiciones distintas. ¿Hay algo que te haya llamado la atención en cuanto a las condiciones de trabajo?

En general, noto una mayor atención a la seguridad e higiene, y también una mayor concienciación por el medio ambiente. El llamado "infierno sofocante" se está convirtiendo en algo del pasado. Se da cada vez más importancia a los entornos de trabajo seguros, limpios y ergonómicos, así como a la sostenibilidad. Sin embargo, es evidente que sigue habiendo grandes diferencias entre fundiciones, en especial entre las instalaciones recientes y las más antiguas.

Para terminar con una pregunta más personal: en las fundiciones siguen trabajando principalmente hombres. ¿Alguna vez ha surgido el tema de que eres una mujer que trabaja en un entorno masculino?

Es cierto que las mujeres siguen siendo poco frecuentes en nuestro sector. Algunos clientes se sorprenden cuando ven a una mujer como técnica de servicio. A veces sacan el tema directamente, pero siempre desde un enfoque positivo. En una ocasión, un cliente me dijo que sabía que hay técnicas e ingenieras excelentes trabajando y que estaría encantado de dar la bienvenida a más colegas mujeres en el sector. Tan solo tienen que ir a por ello, dijo. Y estoy de acuerdo con él. Por lo que a mí respecta, siempre me he sentido bien recibida y aceptada.

Acerca de Anja

Anja Rögl-Brunner es técnica de servicio en StrikoWestofen. Tras graduarse en secundaria en Austria, cursó estudios técnicos universitarios. Durante un período de dos años y medio, tuvo su primer contacto profesional con tecnologías de hornos. Anja Rögl-Brunner se incorporó a StrikoWestofen en febrero de 2017. Desde entonces, ha puesto en funcionamiento más de 15 hornos dosificadores en siete países. Actualmente compagina su profesión técnica en StrikoWestofen con estudios de ingeniería.