Published

Dosificación y control mejorados en Handtmann

Modernización para ahorrar: StrikoWestofen combina “PneuCo” con el tubo de dosificación bridado

El grupo mundial Handtmann Group utiliza 44 hornos dosificadores Westomat en su sede de Biberach, Alemania. Su amplia experiencia con la tecnología de dosificación de aleaciones ligeras permitió a este fabricante de piezas fundidas llevar a cabo un exitoso programa de modernización con la ayuda del equipo de especialistas de StrikoWestofen. Juntos, ambos socios modernizaron el probado sistema PneuCo con un tubo de dosificación bridado. Este proyecto de modernización tuvo como consecuencia grandes mejoras en la disponibilidad del sistema de dosificación y la estabilidad del proceso.

Handtmann Group (Biberach) cree que los tres factores clave para el éxito son: tecnología pionera, innovación y compromiso con la calidad. El experto en fundición de metales ligeros pudo cumplir los tres principios durante el reciente proyecto de modernización. En un período de 24 meses, StrikoWestofen llevó a cabo una modernización completa de 44 hornos dosificadores Westomat. Gracias al cambio a tubos de dosificación bridados con medición neumática del nivel del metal líquido (sistema PneuCo) y la instalación de los sistemas de control ProDos3, ahora los hornos están perfectamente equipados para los retos futuros.

 

Pequeños detalles con resultados sorprendentes: el sistema PneuCo

Para optimizar la disponibilidad del sistema de dosificación y la estabilidad del proceso, así como para minimizar todavía más la tasa de desperdicio, los 44 hornos dosificadores Westomat de Handtmann se modernizaron con tubos de dosificación bridados, que ofrecen condiciones reproducibles y manejo sencillo. Solo se impuso una condición que guardaba relación con la extremadamente buena experiencia con el sistema PneuCo durante años: Handtmann no quería sacrificarlo al cambiar los tubos fundidos clásicos por tubos de dosificación bridados.

El sistema PneuCo es una alternativa a la evaluación del nivel del metal líquido en el extremo de vertido del tubo de dosificación. Normalmente, se mide con electrodos o mediante la posición Top-Stop. La ventaja del sistema PneuCo es que no está sometido a deterioro y desgaste: el cambio de presión en el punto de sondeo se mide para determinar el nivel del metal líquido en el tubo de dosificación. 
Una pequeña corriente de aire se dirige desde la salida del control neumático del punto de sondeo hacia el tubo de dosificación. En cuanto el nivel de metal líquido ascendente obstruye la salida de aire en el tubo, la presión en el sistema PneuCo aumenta vertiginosamente. Este ascenso es registrado por un presostato y transmitido como contacto al control de dosificación. Este proceso del presostato corresponde al contacto de dosificación de un sondeo de electrodo clásico. Las fundiciones de metales ligeros se benefician de dos maneras: no hay piezas de desgaste para el contacto de dosificación y la tasa de desperdicio se minimiza, eliminando cualquier posible interferencia con el metal fundido. El compromiso de Handtmann con la calidad le llevó a elegir el sistema PneuCo con tubos de dosificación bridados. La nueva solución se está probando actualmente en producción y la empresa está muy contenta con los resultados.

Control absoluto con el sistema ProDos 3

Además de la modernización de PneuCo, Handtmann también decidió mejorar el control del horno con el sistema de control de alta precisión ProDos3 para la fundición a alta presión. Holger Stephan, que es responsable de la división de servicio y piezas de repuesto de StrikoWestofen, explica: "Nuestra ProDos3, con corrección de mazarota integrada, aumenta la precisión de la dosificación de Westomat. Además, se pueden compensar las fluctuaciones de presión y es posible mejorar la reproducibilidad mediante varios factores de corrección diferentes": el servidor web opcional es otra característica nueva que permite la integración del control ProDos3 en la red local de la empresa. Esto significa que toda la información pertinente, como los datos de presión y rendimiento del horno, están cómodamente accesibles desde la oficina.

El programa de modernización también incluida la comprobación conjunta de las nuevas piezas de repuesto refractarias de Westomat. La clara reducción del tiempo de inactividad durante las reparaciones refractarias del horno con resultados de calidad similares corrobora los tres principios de Handtmann. En consecuencia, el producto se utilizará en el futuro cuando se realicen reparaciones en el revestimiento de los hornos dosificadores. Por último, la nueva estación de calentamiento de StrikoWestofen aumenta el nivel de seguridad en el trabajo durante la manipulación de los componentes cerámicos calientes y el banco de montaje especial ha simplificado la adaptación de los tubos de dosificación bridados con PneuCo. 

Stephan añade: "Estamos muy contentos con el exitoso programa de modernización y nos enorgullece haber podido cumplir los requisitos específicos de nuestro cliente con tanta flexibilidad y cooperación".