"Some like it hot"

Published

La estación de calentamiento móvil protege los componentes cerámicos de los hornos dosificadores del choque térmico

Con la estación de calentamiento móvil de StrikoWestofen, desarrollada recientemente, los componentes de cerámica de los hornos dosificadores se pueden calentar directamente in situ. En consecuencia, componentes como los tubos ascendentes o las tolvas de alimentación se pueden calentar cuidadosamente a una temperatura ideal de 400 ºC justo antes de su uso. Hasta ahora, este proceso crucial se había realizado incorrectamente mediante configuraciones improvisadas, porque el mercado no ofrecía soluciones técnicas bien diseñadas para este problema. Sin embargo, no solo se ponía en riesgo la integridad de la cerámica, sino también la seguridad de los trabajadores de la fundición.

Es un fenómeno con el que todos estamos familiarizados: cuando se vierte de forma brusca agua hirviendo en una tetera que está guardada en un lugar frío, la cerámica se rompe.

Esto se conoce como “choque térmico”: un cambio brusco de temperatura que produce tensiones mecánicas entre la parte del material que todavía está fría y la parte que ya está caliente.

El resultado es la rotura.

Lo mismo se aplica a los componentes cerámicos de los hornos dosificadores, como los tubos ascendentes o las tolvas de alimentación, y es el motivo por el cual deben precalentarse cuidadosamente antes de su uso dentro o en el horno.

Sin embargo, actualmente este proceso de calentamiento se suele llevar a cabo con métodos inapropiados, lo que produce más daños de los que se supone que previene el precalentamiento.

Solución móvil, opciones flexibles

A día de hoy, StrikoWestofen ofrece a sus clientes una nueva solución para combatir el choque térmico: una solución de calentamiento móvil con la que se pueden calentar los componentes cerámicos uniformemente a la temperatura ideal de 400 ºC.

La unidad se puede utilizar en cualquier lugar y se puede colocar directamente junto al horno dosificador.

Esto mejora la logística de la fundición, ya que las piezas cerámicas se pueden instalar directamente después del proceso de calentamiento sin tener que transportarlas primero.

La nueva estación tiene dos zonas de calentamiento separadas que se pueden controlar de manera independiente. Esto significa que los componentes se pueden calentar a distintas temperaturas al mismo tiempo.

Varios anillos adaptadores permiten la carga flexible de la estación de calentamiento. También simplifican la manipulación por parte de los trabajadores y los protegen de lesiones.

“Las ventajas de la estación de calentamiento móvil son obvias: el calentamiento uniforme de los componentes cerámicos amplía su vida útil. Se reducen al mínimo los períodos de inactividad de la planta, lo que, a su vez, tiene un efecto positivo sobre la productividad general de la fundición”, explica Holger Stephan, vicepresidente de asistencia y servicio de ventas AM en StrikoWestofen, Gummersbach.

La estación se calienta eléctricamente mediante un enchufe de 16 amperios CEE estándar; no hace falta ningún adaptador especial.

La nueva estación de calentamiento móvil de StrikoWestofen estará disponible en Europa y Asia a partir del segundo y tercer trimestre de 2018. Les seguirán Estados Unidos, México y el resto del mundo en el cuarto trimestre.