La aplicación ultrarrápida de revestimiento refractario ahorra a Schlicht Druckguss un valioso tiempo de producción

Published

Una innovadora solución de revestimiento de horno y piezas refractarias presinterizadas de StrikoWestofen para hornos dosificadores Westomat ha proporcionado una aplicación rápida y necesaria para Schlicht Druckguss, una fundición a alta presión especializada en el suministro global de piezas, moldes y herramientas de aleación de aluminio.

En la planta de fundición a presión de Schlicht Druckguss, con sede en Holzminden, Baja Sajonia (Alemania), las máquinas de fundición a presión de ItalPresseGauss gestionan alrededor de 1700 toneladas de aluminio al año, todas con alimentación de metal líquido de sus plantas de fusión.

“Nuestro horno dosificador Westomat opera intensamente para alimentar las líneas de fundición siempre en funcionamiento, por lo que es casi inevitable cambiar los revestimientos en algún momento”, afirma Hans Jürgen Kubiak, director técnico de Schlicht Druckguss. “Lo que no es inevitable es que este proceso sea lo suficientemente rápido como para evitar el tiempo de inactividad que puede ser perjudicial. Al menos eso era lo que pensaba antes de probar el servicio de sustitución de StrikoWestofen”.

Sustituir y reparar, sin riesgos

Si un revestimiento de horno necesita repararse o se ha reparado o instalado defectuosamente, el consumo total de energía puede aumentar hasta en un 30 %. También puede conllevar problemas de estanqueidad, lo que produce imprecisiones de dosificación y un ajuste deficiente de las piezas, todo lo cual puede impactar de forma negativa en la vida útil del horno, la productividad y la calidad de fusión. 

Deben repararse correctamente. El problema es que las reparaciones refractarias pueden llevar mucho tiempo. Esto se traduce en un tiempo de inactividad de la producción que puede amenazar los beneficios. “Ese es el escenario al que nos enfrentábamos cuando teníamos reparar el revestimiento de nuestro Westomat 650 SL ProDos xp”, prosigue Hans Jürgen Kubiak. “Entonces StrikoWestofen nos ofreció la oportunidad de probar su revestimiento de respuesta rápida y sus piezas refractarias prefabricadas. Deseábamos saber exactamente cuál podía ser la rapidez y la eficacia del servicio. Definitivamente, no quedamos decepcionados”.

Entrega en cinco días, ventajas a largo plazo

Gracias al servicio de revestimiento interno y de piezas de intercambio refractarias prefabricadas de StrikoWestofen, Schlicht Druckguss recibió su nuevo revestimiento, completo con las nuevas juntas y las piezas de desgaste necesarias, en solo cinco días laborables.

Holger Stephan, que es responsable de la división de servicio y piezas de repuesto de StrikoWestofen, afirma: “Nuestro cliente necesitaba una solución de respuesta rápida. El hecho de que dispongamos de capacidad interna para cambiar revestimientos y de que siempre tengamos en stock piezas refractarias prefabricadas de tamaño estándar significa que podemos reemplazar, lacar, hacer pruebas de presión y tener el revestimiento del horno terminado y listo en un periodo de tiempo increíblemente breve”.

La reducción del tiempo de inactividad no ha sido el único beneficio obtenido. Con los materiales de alta calidad utilizados por StrikoWestofen, además de las últimas técnicas de aislamiento sin amianto y sin fibras cerámicas, se alcanzan temperaturas de la pared exterior de aproximadamente 60 °C como máximo en los revestimientos de repuesto. Esto garantiza una pérdida mínima de energía.

Holger Stephan añade: “Los materiales y técnicas que empleamos también ayudan a prolongar la vida útil: se alcanza un nivel muy alto de resistencia a la abrasión mecánica. Además, debido a que los componentes se presecan a unos 500 ºC en la fábrica, prácticamente se elimina el riesgo de contaminación posterior debido a la fusión con hidrógeno”.

Una respuesta rápida y a medida

Los elementos prefabricados que StrikoWestofen ofrece como parte de su innovador servicio de cambio de revestimiento son adecuados para todas las aleaciones de aluminio comunes, con desarrollo de piezas compatibles con aleaciones especiales, también disponibles a petición, por lo que el servicio se adapta perfectamente a la gama de piezas, moldes y herramientas que produce Schlicht Druckguss.

Hans Jürgen Kubiak concluye: “Sabíamos que la idea de este servicio es la velocidad; aun así, quedamos realmente impresionados. Tener un horno ‘como nuevo’ en solo cinco días es un gran logro y nos ahorró mucho tiempo. Funcionó a la perfección y, sin duda, volveremos a utilizar el servicio cuando llegue el momento de examinar cualquiera de los demás hornos”.